lunes, 25 de octubre de 2010

Fragmento del antiblog (siete)


¿Es que acaso se puede escribir sobre algo tan íntimo y doloroso como solo puede serlo nuestra propia vida? ¿Y escribir para quién en este caso? ¿”Dla mew i mgieł od morza”* – como diría Milosz? ¿O escribir para uno mismo, para liberarnos de esos fantasmas que nos atormentaran durante los años del autoencierro y el silencio? ¿Escribir en idiomas incomprensibles y en alfabetos indescifrables para así poder resguardar el secreto de nuestro sufrimiento indecoroso?

Cusco, diciembre del 2001

Para las gaviotas y la niebla marina

sábado, 16 de octubre de 2010

Interpretación astrológica de las elecciones a la alcaldía de Lima


Por la conjunción de Urano y Júpiter retrógrados ambiente de caos, confusión e incertidumbre relacionado con las elecciones a la alcaldía de Lima y otros lugares. Urano – revolución, lo inesperado; Júpiter – el poder libremente otorgado; Piscis – confusión, incertidumbre velo ilusorio que no nos permite discernir fríamente. Las dos candidatas, Lourdes Flores y Susana Villarán, fueron antes candidatas a la Presidencia de la República con lo que se cumple la regla de Júpiter retrógrado. Pero Susana representa la revolución con lo que se cumple la regla de Urano retrógrado. Susana es la ganadora. Humberto Lay también fue candidato a la Presidencia de la República, y si bien fue el tercero en votación, quedó muy por debajo de las otras dos candidatas. Y es que la posición de la Luna en Leo que empodera a una mujer.

Lima, Miraflores, seis de octubre del 2010

domingo, 10 de octubre de 2010

Sobre el poeta Krzysztof Kamil Baczyński

Este cuatro de agosto se cumplen sesenta y cuatro años de la muerte de Krzysztof Kamil Baczyński (1921 – 1944), uno de los mayores poetas en lengua polaca, quien cayera en una de las barricadas del Levantamiento de Varsovia. Este poeta tenía dieciocho años cuando estalló la Segunda Guerra Mundial. Durante ésta, publicó poesía en editoriales clandestinas y estudió filología polaca en la universidad también clandestina, ya que los nazis prohibieron toda publicación y estudios en polaco. Se integró asimismo a Armia Krajowa (Ejército Nacional), grupo mayoritario de la resistencia polaca, cayendo en el combate a los veintitrés años de edad, al lado de su esposa, Barbara Drapczyńska, de apenas diecinueve años.
El hecho de que le hubiera tocado vivir durante la época más horrorosa de la historia europea, época de campos de concentración y deportaciones masivas no afecta la hermosura de su obra ni lo ilimitado de sus temas. A la vez que combatía, escribía poemas llenos de ternura sobre los ángeles y el amor. Integrado dentro de su tiempo no se dejó vencer por él. Nadie como él logró transformar el horror en poesía como cuando nos dice:

A Dios le tenderemos al fin nuestras manos
Quemadas por el ala del Anticristo
Y Él comprenderá que en medio de aquel horror
Nuestra juventud era lo único puro.

(Del poema: Aquellos años que nadie nos devolverá…)

Texto y traducción: Isabel Sabogal Dunin-Borkowski

Publicado en la Gazetka "Dom Polski"
Lima, Perú, agosto del 2008

Sobre la escritora Eliza Orzeszkowa

Este año se cumplen cien años de la muerte de Eliza Orzeszkowa, ensayista, narradora y novelista, una de las máximas representantes de la literatura polaca de la época del positivismo. Nació en 1841 cerca de Grodno, actualmente Bielorrusia. Finalizó su educación escolar en Varsovia. Casada a los 16 años con el noble Piotr Orzeszko, se dedicó a la labor social. Participó en la organización del levantamiento de 1863, llegando a ocultar en su casa al líder del movimiento, Romuald Traugutt. Luego de la derrota del levantamiento, su esposo fue deportado a Siberia. A pesar de que la costumbre de la época era de que las mujeres siguieran a sus esposos a Siberia, Eliza optó por no hacerlo, ya que como escribió después, no amaba a su esposo. Se trasladó pues a la propiedad de su padre, en la cual había una biblioteca que contenía obras de literatura, filosofía, sociología y economía. Las estudiaba con un horario establecido por ella misma, que cumplía a cabalidad. Al retornar su esposo de Siberia se divorció de él. Se estableció en Grodno, donde se dedicó a la actividad editorial hasta que el gobierno ruso se lo prohibiera y se casó con Stanisław Nahorski.
Consideraba la literatura como una herramienta de denuncia de la situación tanto social como de las mujeres. Escribió muchas novelas. Entre las más conocidas están “A orillas del Niemen” (Nad Niemnem), obra que describe la vida en el campo en su región natal, “Meir Ezofowicz”, novela que describe el ambiente de los judíos en Polonia, “Eli Makower”, novela que describe las relaciones entre los judíos y la nobleza polaca, “El plebeyo” (Cham), novela de corte sicológico, “Marta” y “El diario de Wacława” (Pamiętnik Wacławy), novelas que denuncian la situación de las mujeres en esa época. Escribió también varios relatos como “La buena señora” (Dobra pani), “A...B...C...” y otros. Entre sus ensayos están: “Unas palabras sobre las mujeres” (Kilka słów o kobietach), por lo que es considerada como la madre de las feministas polacas, “Patriotismo y cosmopolitismo” (Patriotyzm i kosmopolityzm), “Sobre los judíos y la cuestión judía” (O Żydach i kwestii żydowskiej) y otros. En 1905 y en 1909 fue nominada al Premio Nobel de Literatura, pero nunca llegó a obtenerlo.


Fuentes: Wikipedia en polaco
http://www.i-ksiazka.pl/

Isabel Sabogal Dunin- Borkowski

Publicado en la Gazetka "Dom Polski"
N° 51 - Setiembre del 2010
Lima, Perú

Sobre la escritora Maria Konopnicka

En octubre de este año se cumplen cien años de la muerte de Maria Konopnicka, poetisa, narradora, traductora, crítica literaria y periodista. Nació en 1842 en Suwałki, Polonia, de donde se trasladó con su familia a la edad de siete años a la ciudad de Kalisz. A los veinte años se casó con Jarosław Konopnicki. El gobierno zarista acusó a su esposo de guardar armas de los rebeldes del Levantamiento de 1863 en su casa, pero felizmente la pareja logró cruzar la frontera e irse a radicar a Dresden y Viena por un tiempo. Maria tuvo ocho hijos en el transcurso de diez años, dos de los cuales murieron recién nacidos*. En 1876 se separó de su esposo y en 1877 se mudó a Varsovia con sus hijos. Posteriormente tuvo varias estadías en Austria, Suiza y Alemania y radicó en Cracovia y Żarnowiec. Sus primeros poemas para niños, los escribió para sus hijos. Colaboró con diversas revistas denunciando la situación social, de las mujeres y de Polonia, repartida entre tres potencias extranjeras. Fue una de las gestoras de la protesta internacional contra el castigo que sufrieron los niños de Września por responder en polaco, negándose a contestar en alemán en la clase de religión en el colegio.
Su obra fue muy variada. Escribió libros para niños, algunos cargados con un toque mágico como “Sobre los enanos y la huerfanita Marysia” (“O kransoludakch i sierotce Marysi”) o el poema “Buscando bayas” (“Na jagody”) y otros como “Sobre Juanito, el viajero” (“O Janku wędrowniczku”). La temática de su poesía fue muy variada; desde poesía lírica como “El extrañar” (“Tęsknota”), poesía patriótica como “Juramento (“Rota”), poesía descriptiva de la naturaleza como “Una mañana de invierno” (“Zimowy poranek”) y poesía de denuncia social como “El arrendatario libre” (“Wolny najmita”). Escribió también varios relatos de corte realista. Entre los más conocidos están “Nuestra yegua” (“Nasza szkapa”), “Dym” (“El humo”), ambos relatos de denuncia social, “Mendel Gdański” (“Mendel de Gdańsk”), relato que denuncia el antisemistismo en Polonia, “Las personas y las cosas”, (“Ludzie i rzeczy”), relato de corte sicológico y muchos otros más. También escribió sobre arte y literatura y tradujo literatura del alemán, italiano, francés, inglés y checo al polaco.

Isabel Sabogal Dunin-Borkowski

Publicado en la Gazetka „Dom Polski”
Lima, Perú, Nº 52, octubre del 2010

* Este dato, aparentemente anecdótico es importante. La maternidad le sirvió a Maria Konopnicka de estímulo para lanzarse a escribir y crear. Posteriormente una organización patriótica polaca le donó una casa en Żarnowiec para que tuviera donde vivir con sus hijos y pudiera dedicarse plenamente a su obra. ¡Cuán diferente esa actitud a la que prima actualmente en Polonia, donde las familias numerosas son consideradas automaticamente como lumpen y marginales y las madres de varios hijos como mujeres muertas en vida! ¡Y todo esto propiciado o aguzado por los medios de comunicación masiva!