martes, 29 de diciembre de 2015

Latający Bóg Kon i mały Naycashca


Opowiadanie "Latający Bóg Kon i mały Naycashca" Marii Rostworowskiej zostało w tym roku przetłumaczone na polski przez Lucíę i Alhelí Málaga Sabogal. Oto co pisze na ten temat Lucía:
Niedawno, z okazji setnych urodzin Marii Rostworowskiej, dzięki inicjatywie pana Bracamonte, miałyśmy z siostrą okazję przełożyć opowiadanie tej polsko peruwiańskiej historyk która wyspecjalizowała się w historii kultur prehiszpańskich. Pięknie ilustrowany przekład można znaleźć na stronie Ministerstwa Spraw Zagranicznych.

Źródło: buscaideas.blogspot.com


sábado, 12 de diciembre de 2015

Reflexiones a partir de una taza de café

Hace algún tiempo, recorriendo mi antiguo barrio de Miraflores, llegué a la librería-café del Fondo de Cultura Económica, sito en la calle Esperanza 275. Recomendable.
Me tomé un café, leí el recorte del Przegląd Polski, que me enviaran desde Miami, me di una vuelta por la librería y al final escogí para hojear un libro con fragmentos de la obra y poesía de Octavio Paz, en los que él habla sobre si mismo.
Y con una punzada en el alma capté las diferencias entre ese lugar y el Empik de Varsovia. Aclaro que Empik es una cadena de librerías en Polonia. La más grande, en el centro de Varsovia consta de tres pisos. En el último hay una cafetería.
Punto uno: todos los libros acá estaban con sus envolturas de plástico, lo cual significa que nadie los había cogido para hojearlos. Al punto de que dudé si es que podía hacerlo sin compromiso.
- Cómo no – me dijo la chica, desenvolviendo el libro.
Punto dos: en una de las mesitas tres hombres, al menos uno de ellos, colombiano, hablaban de negocios. En la otra se sentó allí, me parece que una pareja, en todo caso un chico y una chica que tomaron algo rápido y se fueron. Luego ocupó ese espacio otra mujer que se la pasó hablando por celular. El hecho de estar en un café que es a la vez parte de una librería, parecía ser pura casualidad para todos ellos.
En el Empik de Varsovia y no sólo en ése, sobre cada mesa hay siquiera tres libros, las personas que están sentadas los hojean y a veces ni siquiera toman café. Claro que, en una sociedad sin hijos, la gran mayoría está sola y tal vez el que puedan dedicarle tiempo a la lectura, sea parte o consecuencia de esa soledad.

Lima, 17 de mayo del 2015

jueves, 3 de diciembre de 2015

Sobre "Las mujeres en la literatura" de Magdalena Goik

Hace algún tiempo estuve hojeando el libro „Las mujeres en la literatura" (Kobiety w literaturze) de Magdalena Goik. No está mal escrito, pero mezcla diferentes categorías: la mujer como personaje literario, entre los cuales me interesó por motivos obvios  el capítulo titulado “La demonia". Las escritoras de carne y hueso, entre las cuales me pareció alucinante el personaje de Stanisława Przybyszewska, quien vivía "poseída por la escritura". Dicho sea de paso, nunca antes la había escuchado mentar, o más bien, no recordaba su nombre, pues hace años vi en la televisión polaca la película “Danton” de Andrzej Wajda, hecha en base a una obra dramática de su autoría. Están luego las reinas como Jadwiga y las activistas como Zofia Nałkowska. Pero Jadwiga es presentada como política, no como escritora, pues no lo era, ni como personaje literario, aunque es la heroína de varios libros de la literatura e historia polacas. Entre las católicas menciona a Sigrid Undset, uno de los ídolos de mi adolescencia y tal vez la responsable directa de que yo, a los doce años de edad, decidiera convertirme en escritora. 
¿Tal vez simplemente el título del libro es inadecuado? Tiene algunos datos anecdóticos que me parecieron interesantes, como el que las hermanas Bronte firmaran con un seudónimo masculino para poder publicar, porque estaba mal visto que las mujeres escribieran. O como el referido a Jadwiga, que ya mencioné en la entrada anterior.
A pesar de los errores mencionados, el libro de Magdalena Goik, está, en cuanto a nivel, a años luz de lo que escriben las feministas peruanas, quienes a estas alturas del partido se permiten hablar de la Revolución Rusa, como gran cosa, cuando sabemos que esa revolución fue una continua violación física y psíquica a las mujeres, de cualquier condición que fueren.

miércoles, 2 de diciembre de 2015

Anécdotas de la historia de Polonia

Jadwiga apoyada en los escudos de Polonia  y Lituania
Es parte de la tradición polaca la anécdota que viene a continuación. Antes de casarse, la reina Jadwiga, quien reinó en Polonia a fines del siglo XIV, envió a Zawisza, su hombre de confianza a cumplir con una misión particular. Se trataba de que le confirmara, si Jagiełło, su futuro esposo, como pagano que era, no tenía, por casualidad, el cuerpo cubierto de pelambre. Jagiełło accedió a ir a los baños con Zawisza a mostrarle su cuerpo desnudo, para que éste se cerciorara que era como el de cualquier cristiano. 


Isabel Sabogal Dunin-Borkowski

Publicado en la Gazetka "Dom Polski"
Lima, Perú, N° 92 
Diciembre del 2015 - Enero del 2016