miércoles, 23 de octubre de 2019

Sobre lo posible y lo imposible

Si los hechos demuestran que sucedió algo que no debía suceder, eso significa, que antes pensábamos mal. Aquello no era imposible, por ende, hasta ahora nos equivocábamos. La conclusión es que debemos modificar nuestra manera de pensar y no discutir con los hechos.


Andrzej Ziemiański: "El monumento de la Emperatriz Acaya", tomo I
Traducción: Isabel Sabogal Dunin-Borkowski

miércoles, 16 de octubre de 2019

Sobre la antología "Un otoño azul" de Gloria Mendoza Borda

En un país tan centralista como el Perú, donde cada región, incluidos sus poetas y escritores, es un universo separado, es raro dar con un libro que contenga la creación de varias de sus diversas regiones. Y tal es es el caso de la antología "Un otoño azul", publicada el 2018 en Arequipa.
Cada compilador tiene su criterio. En el caso de Gloria Mendoza Borda, autora de la mencionada antología, fue el de juntar en un solo volumen la creación de los participantes de los martes literarios en la Alianza Francesa de Arequipa. Actividad que se realizó durante diez años ininterrumpidos a partir del 2006, gracias al trabajo conjunto de la compiladora y el director cultural de turno  de dicha institución.
Creación que consta de tres géneros: poesía, narrativa y testimonio, siendo predominantes los poetas. Obra tanto de creadores de diversas regiones del Perú, así como de un amplio espectro de otros lugares del mundo hispano. De entre estos últimos la mayoría, pues hasta cinco, son chilenos. Podemos conocer también la obra de creadores de los siguientes países: Costa Rica, Puerto Rico, México, Paraguay, Colombia, Argentina y Bolivia. 
De entre los escritores peruanos la mayoría predominante proviene de las regiones de Puno y Arequipa. Regiones, por lo demás, muy interconectadas entre sí. Tal es el caso de la autora de la antología, quien habiendo nacido en Puno, enseñó durante años en la Escuela Nacional de Bellas Artes de Arequipa. Seguimos en número siete limeños. Uno de ellos es el poeta y traductor Renato Sandoval. Y luego creadores de algunas de las otras regiones del país. Tales como Catalina Bustamante de la ciudad de Jauja en Junín o Marita Troiano de Chincha en la región de Ica. Y de otros lugares como Cusco, Apurímac, Madre de Dios, San Miguel de Pallaques en Cajamarca y Chambala en la región de Lima.
Tenemos también a representantes de la colonia peruana en el extranjero. Tales como Freddy Roncalla, apurimeño radicado en New Jersey o Porfirio Mamani Macedo, arequipeño radicado en París. O la jovencita Alba Mamani Macedo, suponemos que hija de este último, nacida en Francia.
En cuanto al idioma, si bien la lengua de la antología es el castellano, tenemos un poema en sus dos versiones, tanto en quechua como en español de la poetisa ayacuchana Gloria Cáceres.
Por último invito al lector, en cuyas manos tal vez caiga esta libro, a leer mis poemas "Requiebros vanos" y "El invierno" publicados en las páginas 69 y 70 de la antología reseñada.

Gracias, Gloria, por el trabajo realizado. 

Ficha bibliográfica:
„Un otoño azul”. Compilación de Gloria Mendoza Borda
Arequipa, Cuervo Editores - Alianza Francesa de Arequipa, 2018
Número de páginas: 254

miércoles, 9 de octubre de 2019

Sobre la novela "La soledad en la red" de Janusz Leon Wiśniewski

Esta será una breve reseña de la novela „La soledad en la red” de Janusz Leon Wiśniewski. Novela extraña, que me hizo recordar el arrebato que significó la entrada de internet en nuestras vidas. Ahora, a apenas 18 años de la primera edición del libro, en la época del florecimiento de las redes sociales, nos resulta alucinante leer una novela, en la que el autor se ve obligado a explicar al detalle qué cosa es el chat.

Los dos personajes principales son Jakub y ella, cuyo nombre desconocemos pero de quien sabemos, por sus propias palabras que es de Varsovia, que vive al lado de un hombre que es su marido y que sus ojos cambian de color según su estado de ánimo. Cuando está feliz son de color verde. Jakub es un científico, quien trabaja en un equipo encargado de descodificar el genoma humano. La novela gira en torno a la relación que establecen por internet.
Lo particular del caso es que nos enteramos de los nombres de las mujeres a las que Jakub estuvo ligado en el pasado. De Natalia, hermosa muchacha sordomuda de la que estuvo perdidamente enamorado en sus años de estudiante en Varsovia. Y de Jennifer, con quien mantuvo una relación apasionada mientras trabajaba en Dublín. Pero no del de la coprotagonista de la novela.
Y otra vez, nos llama la atención, a quienes ya estamos acostumbrados a compartir imágenes por internet, el que recién después de una relación virtual larguísima, Jakub por primera vez viera su foto, que ella escaneó especialmente para hacérsela llegar como archivo adjunto. Foto en la que aparece junto a su marido, cosa que a Jakub, a pesar de saber que está casada, le hace caer en un arrebato de celos.

Finalmente la relación deja de ser puramente virtual, llegando a encontrarse y a pasar una noche juntos en París. Lugar al que ella viaja desde Varsovia, tan sólo para coincidir con él, quien también está allí de paso. Él le besa las muñecas, tal cual se lo prometió en alguno de sus múltiples correos. Unas semanas después ella se entera de que está encinta y de que cualquiera de los dos, Jakub o su marido, puede ser el padre.
A quienes conocemos parejas que se conocieron por internet y a los hijos de éstas, se nos hace difícil entender porque ella le atribuye la paternidad al marido, rompiendo de golpe la relación virtual con Jakub, de quien está perdidamente enamorada. Con la salvedad de que al nacer el niño, contra todos y todo, le pone por nombre Jakub. Y sin embargo el otro Jakub, el que fuera su amante durante una sola noche, jamás llega a enterarse de que tal vez fuera el padre de su hijo...


Ficha bibliográfica:
Janusz Leon Wiśniewski: „La soledad en la red” (Samotność w sieci)
Varsovia, Wielka Litera, 2017
Número de páginas: 424

jueves, 3 de octubre de 2019

Sobre la huella dactilar de lo absoluto

Un verdadero artista crea. Dios le otorga un pedacito de su poder. Y ese pedacito permanece en la obra, como la huella dactilar de lo absoluto...


Andrzej Pilipiuk: “Los libros de madera”
Libro: “Aparatus”
Traducción: Isabel Sabogal Dunin-Borkowski