martes, 5 de marzo de 2019

Sobre la novela "Acaya" de Andrzej Ziemiański

Esta será una breve reseña de la novela de tres tomos „Acaya” de Andrzej ZiemiańskiEl personaje titular del libro es la princesa Achaja, nombre que coincide con el de la región griega. Por eso y para facilitar la lectura al lector hispano, la llamaremos Acaya, que es como se traduce el nombre de dicha región.

Acaya es hija del Gran Príncipe Archentar, personaje poderoso del reino de Troy. Colinda este reino por el oeste con el Imperio de Luan, con el cual mantiene constantes guerras limítrofes. La capital de Luan es la fabulosa ciudad de Syrinx. Están también los reinos del Norte. Y el reino de Dahmeria, conocido por su producción de armas blancas y por la puntería legendaria de sus guerreros. Está también la Orden, cuya sede se encuentra en una isla inasequible. La Orden, cuyos miembros tienen el poder sobre ese mundo, por ser aquellos que están en contacto con los Dioses. Y en medio de ese universo gobernado por los hombres, está el pequeño reino de Arkach, en el que el poder lo tienen las mujeres. Colinda este reino con el Gran Bosque, habitado por seres semihumanos y semifelinos, más allá del cual se encuentra la tierra de la Gente Enferma.

La narración se centra en múltiples historias paralelas, de las cuales, las tres principales, llegan finalmente a cruzarse. Está la historia de Acaya, hermosa princesa caída en desgracia, al punto de llegar a ser,  una de las esclavas que construían el Camino Imperial de Luan. Y de llevar marcado en el rostro el tatuaje de prostituta del mismo Imperio. Y quien, luego de múltiples aventuras, llega a tumbar, apoyada por sus aliados, el Imperio de Luan y a convertirse en la Emperatriz del nuevo Imperio, la mujer más poderosa del mundo.

Está la historia del mago Meredith, a quien Dios mismo indica que debe acabar con el poder del Maestro de la Orden. Cuenta para tal propósito, con el apoyo de Virus, ente extraño que puede materializarse en cualquier forma y bajo cualquier lugar. Pero comúnmente lo hace bajo la de un humilde chiquillo con un hatillo a la espalda. Meredith sostiene con él algunas conversaciones sobre la naturaleza de los Dioses, del Bien y del Mal. Es a través de Virus, que obtiene el poder, para luego de muerto, volver a la vida.  Por lo que tiene, no una, sino muchas muertes. Está también la Escuela de Magos, en la que se formó Meredith y a la que vuelve a acudir luego de años, para conversar largamente con Draagon, mago de su generación, quien se hizo cargo de la misma. Y es que en la Biblioteca de la Escuela hay algunos libros apócrifos, de los que Draagon le lee determinados fragmentos, tales como: „Cualquier libertad es el mal, pues cualquier libertad se opone al orden y la ley. Buscas la libertad, por ende, eres malo”.*

Y finalmente está la historia de Zaan, hombre inteligentísimo y ex-escribiente del templo y la de su protegido, quien se hace pasar por Sirius, príncipe desaparecido del Reino de Troy e hijo del Gran Príncipe Orión.
Y es el Gran Príncipe Orión, quien pide la mano de Acaya, durante la batalla definitiva contra el Imperio de Luan y el poder de la Orden. Acaya lo acepta por razones políticas, si bien está perdidamente enamorada de Biafra. Biafra es hijo de la reina de Arkach, de quien no puede heredar la corona, por tratarse de una sociedad matriarcal. Luego de la muerte de Orión, Acaya llega a casarse con él. En el palacio imperial vive también Shaa, la pareja femenina de Acaya.
Estando en el poder Acaya llega a establecer reformas a favor de la población del reino de Arkach, con el cual se identifica, pues la acogió desinteresadamente, cuando se encontraba necesitada. Logra establecer en él el inicio de un sistema de educación pública gratuita. Así como que los habitantes de ese reino no pasen guerras, hambre ni miseria durante unos centenares de años. Sin embargo no logra llevar sus reformas hasta el final, pues muere apuñalada a los treinta y siete años, al subir por las gradas del Palacio Imperial.

Finalmente diré que ésta es apenas una brevísima pincelada de una novela de tres tomos, cuya trama abarca más de 1700 páginas. 


* Andrzej Ziemiański, „Acaya”, tomo II, pág. 84
Traducción: Isabel Sabogal Dunin-Borkowski

Fichas bibliográficas:
Andrzej Ziemiański: „Acaya” (Achaja), tomo I
Andrzej Ziemiański: „Acaya” (Achaja), tomo II
Andrzej Ziemiański: „Acaya” (Achaja), tomo III 
Lublin, Editorial Fabryka Słów, 2011 - 2012