domingo, 10 de mayo de 2015

El Stellium con su dispositor ausente

Continuando con el "Curso de astrología" de Andrzej Wesołowski, presento a continuación su interpretación del Stellium, cuando su dispositor se encuentra ausente del mismo. Al igual que con la entrada anterior se trata de una presentación fragmentaria de parte mía. 

Cuando hay un Stellium en Cáncer y su regente la Luna se encuentra ausente del mismo: sensibilidad extrema, lidiando con lo enfermizo, preocupación por asuntos nimios, autoencierro que puede llegar al punto de no salir de casa, el darle vueltas a las cosas. Se pueden presentar síntomas de histeria y de enfermedades psíquicas.

Cuando hay un Stellium en Leo y su regente el Sol se encuentra ausente del mismo: erotomanía típica, tendencia a aberraciones sexuales y a una psicopatología de la vida sexual.

Cuando hay un Stellium en Libra y su regente Venus se encuentra ausente del mismo: gente sin voluntad, extremadamente sensible, y que depende en gran medida de la fluctuación del medio ambiente, tanto para tomar decisiones como en su vida.

Cuando hay un Stellium en Escorpio y sus regentes Plutón y Marte se encuentran ausentes del mismo. En Escorpio, así como en Leo con su dispositor ausente, se presentan a menudo síntomas patológicos, pero de tendencias más sádicas y criminales. Es propio de alguien como el monstruo de Boston. Eventualmente de trabajadores de regímenes totalitarios, quienes liberan sus instintos sádicos acorde con las leyes vigentes en el país. Se pueden presentar diferentes grados según la mala aspectación de los planetas, lo cual puede producir diferentes grados de esta sintomatología.
Cuando hay un Stellium en Sagitario y su regente Júpiter se encuentra ausente del mismo se da una incomprensión absoluta por parte del nativo de la dimensión espiritual de la vida. Se presenta en los esquemas de gente atea y/o contraria a cualquier ideología, para  la que lo único que existe es lo palpable y material. Carlos Marx tenía ese Stellium en su esquema. Es propio también de quienes se ocupan de hacer carreras, ya sea a pie o en bicicleta.
Cuando hay un Stellium en Capricornio y su regente Saturno se encuentra ausente del mismo: la persona tiende a jugar a mantener el equilibrio al borde del precipicio, ya sea escalando cerros, guiando grupos y llegando a perderse al internarse en rutas desconocidos; ya sea en el juego de la política o en otros casos en el juego de la vida personal y diaria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada